De Durbar a Manamaiju

Share on twitter
Share on facebook
Share on reddit

A veintiocho grados de latitud norte, y aún no se muy bien cómo he podido terminar en un hotelito familiar para montañeros en el barrio local de Nayabazar, pegado al más turístico de Thamel, pero el caso es que el propietario del apartamento que alquilé en Old Freak Street sigue desaparecido a estas alturas, sin visos de que dé señales de vida.

De aquí, cuando vuelva de Janakpur el próximo dos de diciembre (las bodas de la diosa Sita que se festejan en esta ciudad acaparan por ahora toda mi atención), marcho al barrio de Manamaiju, donde me realojo en un pedazo de ático con terraza toproof para mi solo, y tenderetes, eso sí, que tengo compartir con la comunidad. Se decidió todo en una noche de gintonics, creo recordar. La única pega del sitio es que gasta inodoro a la turca, quizá la definitiva solución para un estreñimiento indomable, discreción absoluta.

Tarde de tormenta de camino a Manamaiju

Con veinte a veintidós grados del alerón en Katmandú los últimos días, nada de lo que ocurra en el hotel me pilla dentro por suerte.

A excepción de por la noche, donde, la fatídica coincidencia de que los montañeros estaban de vuelta de su heroica expedición por las faldas del Anapurna en lugar de velar sus mochilas en vísperas de prometedoras escaladas, hacía inevitable escuchar prolongadas y épicas sobremesas (un relato sin haber incrustado convenientemente el adjetivo de marras deja de ser contemporáneo).

A esas horas, por suerte, mi capacidad de atención va ya muy mermada, no solo en inglés, sobre todo en inglés, pero diría que incluso en el ●

A trustworthy travel company based in Nepal and established by a professional team that truly focuses on everything you need all around Himalaya.

EN ES