Bhaktapur, máscaras y fiestas

A veintiocho grados de latitud norte, empieza la cuenta atrás para visitar el Punjab, Odhisa y Benarés: van a ser diez días muy intensos en India otra vez, y pasar de un salto a los treinta y un grados como quien no quiere la cosa. Pero antes un delicioso paréntesis de tres días en Bhaktapur, la capital del juju dhau, el más sabroso yogur del mundo, las fiestas y las máscaras.

El hotel en esta ocasión ha sido escogido con mayor acierto: Peacock Guest House, un negocio familiar en pleno centro, en la misma plaza donde se levanta el templo de Datatraya, casi para mi solo en estas fechas.

Estaba muy confundido, la ciudad conserva rincones intactos, a salvo de las mixtificaciones crecientes de Katmandú, sin nombre, y con un encanto más rural que la cosmopolita Patan. Además ayer y hoy fiestas y tablaos. Hacía tiempo que tenía el móvil quietoparao y la tarjeta de memoria de la cámara está que echa humo (me olvidé de la otra en Katmandú). He fundido una de las baterías y aun así últimamente mi relación con la señora Canon va como la seda por la ruta.

Excursioncita relámpago a las profundidades de la cultura newari en autobús local: Banepa y Panauti (en Panauti el templo nepali más antiguo probablemente) y vuelta a Bhaktapur, máscaras y fiestas

Serie de máscaras de la colección de comienzos del siglo XX conservada en el Museo de Panauti: fila superior, de izquierda a derecha: Devi, Bhairab, Indrayani y Ganesh; fila inferior, de izquierda a derecha: Vishnú y Kumari.

A trustworthy travel company based in Nepal and established by a professional team that truly focuses on everything you need all around Himalaya.

If you want to use one of these contents, please contact CEDRO after clicking the banner above.

 

EspañolEnglish